Don Gil de las Calzas Verdes - castalia - 9788470395765 -
Don Gil de las Calzas Verdes 

Don Gil de las Calzas Verdes

Achetez l'article neuf à prix reduit et gagnez 5.5 €

Don Gil de las calzas verdes es una comedia urbana. Y más aú diríamos que madrileña. La fascinación, el deslumbramiento que Madrid, la Corte, ejercía sobre los escritores y el público en general era enorme y tuvo adecuado reflejo en la literatura. Es evidente que, como hecho social, el crecimiento desmesurado y rapidísimo de la villa, transformada en los finales del siglo XVI, por una [...]
[lire le résumé du livre]

Auteur : 

Editeur : Castalia

Date parution :

Reliure :
Broché
Nbr de pages :
318
Dimension :
10.5 x 18,0 x 1,8 vm
Poids :
182 gr
ISBN 10 :
8470395769
ISBN 13 :
9788470395765
10,50 €(-52%)   5,00 €
En stock en ligne
Expédié aujourd'hui 
A retirer en librairie à partir du 01/03 à 4,75€ -5%
Paiements sécurisés
CB Google/Apple Pay, Chèque, Virement
0.01€ à partir de 35€ en France métropolitaine
Satisfait ou remboursé sous 14 jours ouvrés

Quel est le sujet du livre "Don Gil de las Calzas Verdes"

Don Gil de las calzas verdes es una comedia urbana. Y más aú diríamos que madrileña. La fascinación, el deslumbramiento que Madrid, la Corte, ejercía sobre los escritores y el público en general era enorme y tuvo adecuado reflejo en la literatura. Es evidente que, como hecho social, el crecimiento desmesurado y rapidísimo de la villa, transformada en los finales del siglo XVI, por una decisión regia, de lugarejo minúsculo en gran ciudad, con todos los cambios y alteraciones que eso suponía, debió de llamar la atención desde muy diversos á su bullicio, su población variopinta y quizá poco coherente, su aglomeración de gentes de todos los rincones de la inmensa Monarquía, su elevar rápidamente edificios lujosos y templos. Todo era una estridente convocatoria al pasmo y la admiración.

Auteurs :

Sus padres eran humildes sirvientes del Conde de Molina de Herrera. Luis Vázquez, en su «Gabriel Téllez nació en 1579. Nuevos hallazgos documentales», en Homenaje a Tirso, L. Vázquez, ed., Madrid: Revista Estudios, 1981, pp. 19–36, documenta que nació en 1579. Blanca de los Ríos sostuvo que Gabriel fue hijo natural del Duque de Osuna, alegando una partida de nacimiento prácticamente ilegible y hace nacer a Tirso en 1584. Pero esa tesis carece de fundamento y hoy está completamente desacreditada, ya que de ser cierta Tirso habría necesitado dispensa papal para entrar en la Orden de la Merced. Además, el Duque de Osuna era entonces muy viejo y se encontraba acreditado en Nápoles. Por otra parte, ninguno de sus enemigos contemporáneos le achacó jamás ese origen.

Tirso de Molina fue un discípulo ferviente de Lope de Vega, a quien conoció como estudiante en Alcalá de Henares; toda su vida defenderá la concepción lopista del teatro. El 4 de noviembre de 1600 ingresó en la Orden de la Merced y tras pasar favorablemente el noviciado tomó los hábitos el 21 de enero de 1601 en el monasterio de San Antolín de Guadalajara. Se ordenó sacerdote en 1606 en Toledo, donde estudió Artes y Teología y empezó a escribir; ésta fue la ciudad donde vivió más tiempo, y desde ella hizo viajes a Galicia (en 1610 ó 1611), a Salamanca (en 1619) y a Lisboa.

En 1612 vendió un lote de tres comedias, y se cree que ya había escrito antes una primera versión de El vergonzoso en Palacio; de 1611 es La villana de La Sagra; de hacia 1613, El castigo del penseque y la trilogía de La santa Juana, y de 1615 data Don Gil de las calzas verdes; todavía este año estrenó en el Corpus toledano el auto Los hermanos parecidos. Ya por entonces, si bien cultivaba también temas religiosos, sus sátiras y comedias le habían granjeado problemas con las autoridades religiosas, lo que lo llevó a retirarse entre 1614 y 1615 al monasterio de Estercuel, en Aragón. Quizá por ello apenas figura en el Viaje del Parnaso de Cervantes.

Entre 1616 y 1618 estuvo en Santo Domingo, en cuya universidad fue profesor de teología durante tres años y donde además intervino en asuntos de su Orden. Esto le permitió conocer numerosas historias de la Conquista que usaría más tarde en sus obras. De vuelta ya en 1618, se instaló en Madrid, donde entre 1624 y 1633 aparecieron las cinco Partes de sus comedias; estas «profanas comedias» causaron un gran escándalo, de forma que el 6 de marzo de 1625 se reunió una de las Juntas con que el Conde-Duque de Olivares pretendía reformar las costumbres con el siguiente orden del día:

El escándalo que causa un frayle merçenario que se llama el Maestro Téllez, por otro nombre Tirso, con Comedias que haçe profanas y de malos incentivos y exemplos. Y por ser caso notorio se acordó que se consulte a S. M. de que el Confessor diga al Nuncio le eche de aquí a uno de los monasterios más remotos de su Religión y le imponga excomunión mayor latæ sententiæ para que no haga comedias ni otro género de versos profanos. Y esto se haga luego.
Así que se tomó la resolución de desterrarlo a Sevilla, donde residió en el Convento de la Merced, edificio que actualmente ocupa el Museo de Bellas Artes de la ciudad. En la dedicatoria de la Tercera parte alude a esta persecución, que no logró desalentar su vocación poética:

Gusano es su autor de seda: de su misma sustancia ha labrado las numerosas telas con que cuatrocientas y más comedias vistieron por veinte años a sus profesores, sin desnudar, corneja, ajenos asuntos, ni disfrazar pensamientos adoptivos. Tempestades y persecuciones invidiosas procuraron malograr los honestos recreos de sus ocios...
En 1622 participó en el certamen poético con motivo de la canonización de San Isidro, pero en 1625 la Junta de Reformación creada a instancias del Conde-Duque de Olivares le castigó con reclusión en el monasterio de Cuenca por escribir comedias profanas «y de malos incentivos y ejemplos», y pidió su des

En suivant ce lien, retrouvez tous les livres dans la spécialité Poésie et théatre.

Avis clients sur Don Gil de las Calzas Verdes - castalia -

(Ils sont modérés par nos soins et rédigés par des clients ayant acheté l'ouvrage)
Donnez votre avis
 
Controler les cookies